Blog

Manual de supervivencia para comer fuera de casa

13 octubre 2015

Largas jornadas de trabajo frente al ordenador, una (cada vez más) vida sedentaria, la tentación diaria del menú de restaurante, los postres o comer con prisas. Las nuevas dinámicas laborales no son nada favorables para intentar frenar un preocupante problema de calado mundial: la obesidad. Más del 30% de la población sufre sobrepeso y las consecuencias de ello no son nada inofensivas: diabetes, colesterol, riesgos cardiovasculares…

Si es necesario comer fuera de casa, que lo sea también poner atención en ello. Por ejemplo, con algunos consejos como los siguientes:

Intenta comer siempre a la misma hora, dentro de un horario razonable, y ten por costumbre tomar algo a media mañana y como merienda (una pieza de fruta o un puñado de frutos secos son una perfecta opción).

Come y bebe despacio, masticando bien, disfrutando del momento y dejando de lado el trabajo. Seguir involucrado en los deberes laborales durante la comida solo provocará que dejemos de ser conscientes del acto de comer.

Atención a las raciones. No comas demasiado. Si la dinámica de trabajo es sedentaria no solo no quemarás lo ingerido sino una comida copiosa acabará por producir sueño y pesadez de estómago.

En la medida de lo posible, procura llevar tu propia comida preparada de casa lista para calentar y/o tomar.

Si comes en restaurante o comedor, intenta combinar, unas tres veces por semana, un primero a base de verduras, cremas, sopas o ensaladas con un segundo de carne, pescado o huevos.

En el caso de platos que sumen hidratos y proteínas –legumbres, guisos, arroces, pastas…- lo mejor será tomarlos como plato único.

Evita fritos, rebozados y grasas saturadas. Y cuidado con las salsas y las guarniciones.

Limita al máximo la comida rápida, sándwiches y bocadillos. Y por supuesto, vigila que no se conviertan en un recurso fácil y socorrido para comer frente al ordenador.

Entradas relacionadas

Blog
Tres sopars estiuencs, saludables i fàcils

Tres cenas veraniegas, saludables y fáciles

Blog
Borges - dieta equilibrada

Cinco claves para una dieta equilibrada

Es necesario iniciar la sesión

o con tu dirección de correo electrónico

There has ben an error please try again later