Blog

Sofrito siempre a mano

9 febrero 2016

Un truco que te permitirá ahorrar tiempo en la cocina. Cuando prepares un sofrito como base de cualquier guiso, no escatimes en cantidad y retira parte antes de continuar con la receta. Deja que enfríe, repártelo en una cubitera (¡con tapa!) y a congelar. Tendrás sofrito siempre a mano en pequeñas raciones.

Entradas relacionadas

Blog
Tres sopars estiuencs, saludables i fàcils

Tres cenas veraniegas, saludables y fáciles

Blog
Borges - dieta equilibrada

Cinco claves para una dieta equilibrada

Es necesario iniciar la sesión

o con tu dirección de correo electrónico

There has ben an error please try again later