Blog

Segundo finalista de nuestro concurso Recetas con Historia

8 junio 2016

Ésta es la Receta con Historia de Pelayo Belloso, el segundo finalista del nuevo concurso de Borges. 

Los nuevos «Pierogis españoles»

Soy asturiano aunque ahora vivo en Sevilla. Como muchos jóvenes españoles, la situación me llevo a buscar trabajo fuera de España y en mi caso fui a parar a Polonia. En Polonia tienen un plato típico que se llama el Pierogi, similar a un ravioli pero con forma de empanadilla y con rellenos muy diferentes. Llevaba allí cosa de un año cuando fui a comer a casa de mi novia (con sus padres incluidos) y decidí hacer unas casadiellas para no llegar con las manos vacías. Al sacarlas a la mesa todos se sorprendieron porque parecían los típicos pierogis polacos pero con la masa dura. Les dije que eran para el postre lo que les sorprendió aún más. Llegado el postre, el padre de mi novia fue el primer valiente que los probó, y tras darme la aprobación el resto de polacos se lanzaron a ellos. Ese día puedo decir que me gané a mi suegro, mi suegra, cuñados, etc… y las casadiellas asturianas pasaron a llamarse «hiszpanskie pierogi» o los «pierogis españoles»

CASADIELLAS ASTURIANAS

Dificultad: Fácil
Tiempo: 150 min.
Personas: Más de 6

Ingredientes para la masa

1/2 tacita de  aceite Borgesol
1 tacita de vino blanco
1 yema de huevo
100 gr. de margarina
1 cucharadita de sal
1 cucharada de levadura en polvo
Tanta harina como admita la mezcla (500 gr. aprox.)
Azúcar glass para espolvorear

Ingredientes para el relleno

1 taza de nueces de California Borges peladas, picadas y trituradas
1/2 taza de azúcar
2 cucharadas de anís
1 cucharada de agua

Paso a paso:

1º. En un bol grande, mezclamos el aceite Borgesol, el vino blanco y una cucharadita de sal, batiendo hasta dejarlo como crema. A continuación se añade la levadura, la margarina y la yema de huevo, se remueve todo y se va añadiendo la harina con cuidado hasta que consigamos una masa que se manipule, con una textura que no se nos quede pegada a las manos.

2º. Enharinamos la mesa para que no se nos quede pegada la masa. Ponemos la masa en forma de bola. La alisamos con un rodillo pasando 2 o 3 veces por encima sin hacer mucha presión (¡no es una pizza!). Enharinamos un plato y dejamos reposar la masa sobre éste durante 2h.

3º. Mientras tanto hacemos el relleno, simplemente mezclando todos los ingredientes: nueces, azúcar, anís y agua.

4º. Espolvoreamos más harina sobre la mesa y con la masa recortamos círculos. En el medio de cada círculo ponemos un poco del relleno, lo cerramos en medio círculo como una empanadilla y cerramos presionando los extremos con la punta de un tenedor.

5º. Se fríe en aceite Borgesol muy caliente y después se espolvorea un poco de azúcar glass.

6º. ¡Listo para ganarte a tus suegros!

Entradas relacionadas

Blog
Tres sopars estiuencs, saludables i fàcils

Tres cenas veraniegas, saludables y fáciles

Blog
Borges - dieta equilibrada

Cinco claves para una dieta equilibrada

Es necesario iniciar la sesión

o con tu dirección de correo electrónico

There has ben an error please try again later