Blog

Los típicos tópicos sobre frutos secos… ¿son ciertos?

6 marzo 2018

¿Qué sabes sobre los frutos secos, además de que están riquísimos, son versátiles a rabiar y te dan energía? Compruébalo con este test. Responde verdadero o falso y descubre si estás hecho un Sócrates del fruto seco.

No debemos comer frutos secos a diario, ya que engordan mucho.

FALSO

Los frutos secos son muy completos, nutritivos y cardiosaludables: gracias a su alto contenido en grasas insaturadas, resultan ideales para mantener nuestro corazón en perfecta forma. Los expertos recomiendan comerlos a diario, aunque bastará un puñadito para empezar a notar sus beneficios. Si quieres picar algo a media mañana, puedes sustituir las galletas o las barritas de cereales por unos cuantos frutos secos; o bien los puedes añadir al desayuno o a las ensaladas. Si lo haces con tino y moderación, apenas notarás su aporte calórico y, puesto que te saciarán, probablemente llegarás con menos hambre a las comidas. Así que lo frutos secos pueden ser los mejores aliados para mantener la salud.

La nuez es el fruto seco que tiene más calorías.

VERDADERO

Concretamente, la nuez de Macadamia contiene 718 kcal/100 g. Le siguen las nueces, las avellanas y los piñones, que rondan las 650 kcal /100 g. Pero, como decíamos, bastará un puñadito al día, que probablemente no llegue a las 100 kcal, para garantizar una interesante inyección de nutrientes. Los frutos secos que menos engordan son los anacardos, con 550 kcal/100 g, y las almendras, que nos aportan 580 kcal/100 g.

Los frutos secos reducen el riesgo de padecer enfermedades coronarias.

VERDADERO

Varios estudios científicos han demostrado a lo largo de los años que consumir frutos secos a diario reduce notablemente el riesgo de padecer enfermedades en las arterias coronarias. No hay que olvidar que este tipo de dolencia es la principal causa de mortalidad en países como Estados Unidos. Los frutos secos disminuyen los niveles de colesterol LDL (conocidos como colesterol “malo”), asociado a la formación de placas que se acumulan en los vasos sanguíneos. Además, también se ha comprobado que su consumo contribuye a reducir los niveles de inflamación asociado a las enfermedades del corazón, y que mejoran la salud de la capa interna de las arterias.

Es mejor no comerse la piel.

FALSO

En el caso de las almendras y las avellanas, la piel no solo está buenísima, sino que tiene numerosos beneficios: es rica en polifenoles antioxidantes, los cuales previenen la oxidación del colesterol. Además contiene mucha fibra, perfecta para una dieta equilibrada.

Las personas que consumen frutos secos suele pesar más.

FALSO

Curiosamente, si en algo coinciden todos los estudios sobre los frutos secos es en que, pese a ser alimentos calóricos, las personas que los consumen con regularidad suelen padecer menos sobrepeso. Esto tiene que ver con que sacian mucho y con el hecho de que forman parte de un estilo de vida equilibrado. Hay que pensar, además, que los frutos secos sustituyen en muchas ocasiones otros snacks mucho menos saludables y probablemente más calóricos.

Entradas relacionadas

Blog
Tres sopars estiuencs, saludables i fàcils

Tres cenas veraniegas, saludables y fáciles

Blog
Borges - dieta equilibrada

Cinco claves para una dieta equilibrada

Es necesario iniciar la sesión

o con tu dirección de correo electrónico

There has ben an error please try again later